Blog

  • Home Blog El Teatro Mexicano: Sobrevivir en la Nueva Normalidad
Cultura

El Teatro Mexicano: Sobrevivir en la Nueva Normalidad

14 Feb 2021 0 Comentarios 160 Visitas

El teatro, como siempre, estaba vacío.
Roberto Bolaño, Amuleto.

La actriz y productora Tania Noriega trabajó durante el 2019 en el montaje de Alaska, del dramaturgo mexicano Gibrán Portela (1979). Entre la escenografía, el vestuario y el pago de los creativos, las compañías poblanas Caracoles y Operantes Teatro invirtieron 90 mil pesos de su bolsa en la producción. La obra fue seleccionada en la convocatoria para integrar la programación artística del Centro Cultural Helénico en 2020. Y, tras ensayar tres veces por semana durante un mes, en su departamento o en el de la directora Lisha Montaño, Alaska finalmente se estrenó el 5 de marzo con teatro lleno en el Foro La Gruta. La compañía dio dos funciones y tuvo que suspender la temporada ante la aceleración de contagios del nuevo coronavirus en el país y la jornada de sana distancia, que canceló los espectáculos públicos.

El teatro es presencia. A diferencia de otras actividades artísticas como el cine o la literatura, el teatro requiere del encuentro con el otro. En “Convivio y tecnovivio: el teatro entre infancia y babelismo”, el profesor, crítico e historiador teatral argentino Jorge Dubatti define el convivio teatral como “la reunión de artistas, técnicos y espectadores en una encrucijada territorial y temporal”. Pero en un confinamiento sanitario, ¿cómo sobrevivirá el teatro a un año en el que un semáforo de riesgo sugiere evitar el contacto social?

“El teatro independiente es un acto de resistencia. Nosotros estamos resistiendo hasta una pandemia”, cuenta Tania Noriega. Los trabajadores del gremio teatral han implementado diversas estrategias para mantenerse activos: desde la transmisión de sus obras en video hasta el radioteatro, además de la publicación de sus archivos.

Pero las fuerzas de pronto merman; las deudas se acumulan y luce complicada la vuelta a la normalidad. “No esperábamos que pasara esto o que fuera tan largo”, expresa la dramaturga Verónica Bujeiro. “El impacto económico va a ser gravísimo. Ya lo es para las temporadas que estaban programadas. Así como estamos viendo que cierran negocios, es muy probable que también cierren teatros”.

TEATRO MEXICANO, CON COMORBILIDADES PREVIAS AL COVID-19

Antes de que el Covid-19 aterrizara en el país, el teatro independiente ya estaba enfermo. Atravesaba por una situación difícil debido a la disminución de los recursos económicos y de la asistencia del público a los foros. “La pandemia vino a colapsarnos”, dice David Olguín, director del Teatro El Milagro.

El Milagro es una asociación cultural surgida en 1991. Cuenta con una editorial, Ediciones El Milagro, fundada en 1992, y un recinto teatral, inaugurado el primero de abril de 2008 en el número 24 de la calle Milán, en la colonia Juárez. Tras su legendaria fachada de tres puertas, que alterna el rojo y el verde, alberga dos espacios escénicos: una sala principal con capacidad para 70 espectadores y otra pequeña para 40.

La ganadora del premio de la Agrupación de Periodistas y Críticos de Teatro (ACPT) a la Mejor dramaturgia mexicana en 2018, Verónica Bujeiro, coincide. “A nivel de recursos, la institución cada vez da menos. Siempre se necesita el apoyo para pagar salarios”. Para la autora, la política hacia el teatro ha sido la misma sin importar el partido en el gobierno: minar los recursos públicos al teatro. “¿Cómo se va a sostener un artista escénico, un actor, un director, únicamente de la taquilla? Es muy difícil. Y hay cierto ataque, si acaso creo que ese ha sido un cambio: el ataque [ahora es] mucho más frontal”.

Durante los últimos años, el cierre de recintos emblemáticos para el teatro, como Casa Actum, de Coyoacán, en 2017; el Foro Shakespeare, de la Condesa, en 2018 y MicroTeatro México, ubicado en Santa María la Ribera, en 2019, mermó la escena teatral de la Ciudad de México. Tania Noriega sabe la importancia de que subsistan estos foros, ya que en muchas ocasiones son los únicos espacios donde pueden presentarse las compañías independientes, como Caracoles.

El 2 de abril de 2020 se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) un decreto presidencial que ordenó “la extinción o terminación de los fideicomisos, mandatos públicos y análogos”. El decreto puso en vilo al Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca), un mandato de la administración pública federal que dependía de una dirección federal, y un sector de la comunidad artística en México defendió públicamente su permanencia. Quince días después, la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, aclaró que el Fonca no desaparecería y sería integrado a la estructura orgánica de la dependencia a su cargo.

Fuente: https://corrientealterna.unam.mx/cultura/teatro-mexicano-en-la-nueva-normalidad/ Autor: Raúl Parra, becario / Corriente Alterna | publicado el 20-08-2020

Post recientes

Cultura Febrero 14, 2021

El teatro, como siempre, estaba vacío.
Roberto Bolaño, Amuleto.

La actriz y productora Tania Noriega trabajó durante el 2019 en el montaje ...

Mundo Febrero 12, 2021

La Covid-19 cambiará la forma en la que los fanáticos vivirán sus conciertos en vivo: con una reducción en los aforos, más conciertos híbridos y espacios más amplios. CIE es protagon...

0 Comentarios

Deja un comentario